Es hora de abrir los ojos y darnos cuenta de el daño que cada uno de nosotros aporta a nuestro planeta. Es necesario que cambiemos nuestro estilo de vida y que reduzcamos nuestro consumo.